Luca

Luca
30 años sin Luca: hoy 0 h en FM 89,3 Radio Gráfica - Clickear imagen

domingo, 18 de junio de 2017

De todo laberinto se sale por arriba


"A Florencio la Doctora lo empomó"
Jorge Asís

Me gusta porque hace un par de días nomás muchos se agarraban la cabeza diciendo que Cristina había cometido un error garrafal por haber fracturado al peronismo. En 72 horas se empezó a ver que el divisionismo lo introduce Randazzo, el Evita y Alberto Fernández. Lo que ya era visible antes, pero algunos tardaron en ver. El grupo de presión que se armó sosteniendo a Randazzo (se dice que antes de lanzarse a la precandidatura, él fue a consultar a Magneto, Saguier, Fontevecchia y Lorenzetti) nos proponía tres meses discutiendo la discusión que discutimos en el armado electoral del FPV en 2015. 

De todo laberinto se sale por arriba. Y Cristina salió por arriba. Mantiene la unidad posible del campo popular hoy, -la unidad posible, no el rejunte forzado- a pesar de los que quieren desconurbanizar el peronismo. Esta es una invención retórica que expresa el deseo de sacar a Cristina de la escena, algo que la tozuda realidad no obedece. Los intendentes del conurbano se muestran como el bloque más duro en reclamar esa candidatura, no es ella la que ha exigido ese lugar. 

El peronismo bonaerense está alineado con la candidatura que lo puede hacer disputar el poder, la única, Cristina. No Randazzo, que pareció no bancarse una sola movida de Cristina. ¿Lo imaginan enfrentando al poder oligárquico financiero? Ahora el Chino Navarro dice que gana macri, porque no hay unidad peronista. Es gracioso: cuando dice que gana macri, el Chino no pronostica, sino que expresa sus deseos y explicita su faena de este año y medio: quiere que gane macri para que pierda Cristina. Y, si no hubo unidad, es porque el viene trabajando desde hace meses para que no la haya.

Los medios oficiales insisten con que el macrismo mantiene índices de aprobación altísimos. No se corrobora cada vez que el gato sale a timbrear de manera sorpresiva, cuidándose de la posibilidad de que las hordas K le armen un escrache. O las hordas K están distribuidas por el inmenso territorio pampeano o el gato no tolera el contacto con el aire exterior.

1 comentario:

maría alvarez dijo...

Bien. Muy bueno tu análisis, lo comparto cien x cien