Cadete





Hormiguita Ocaña, primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires,
desconoce el caso Maldonado: "Ni el gobierno va a durar...".

viernes, 10 de febrero de 2017

Los ojos sin rostro y Z 32: el horror

Z 32 como film de horror

Z 32 / Les yeux sans visage / La piel que habito *

Otro tramo de la entrevista que le hicimos a Avi Mograbi en 2008 sobre Z 32 **:

- Quería hacerle una pregunta desde el punto de vista formal. El efecto de enmascaramiento digital de las caras del soldado y su novia en determinado momento se vuelve siniestro. En una escena, la mano del soldado pasa por delante de la cara y notamos que no habíamos estado viendo la cara verdadera del soldado. Y nos preguntamos cuál es la cara real. Es un momento terrorífico de la película.

- ¡Muy bien! [risas]

- Nunca vi que un recurso de la tecnología digital produjera un efecto tan siniestro.

- Estoy muy contento por eso que me dices, porque la idea de la máscara empezó como un obstáculo. Cuando me acerqué por primera vez al soldado y le pedí que participara en la película, él me dijo que sí pero que no podía mostrar la cara. Empecéa pensar cómo iba a hacer un largometraje en el que no se vieran sus expresiones. ¿Ensombrecer el rostro? ¿mostrarlo en silueta? ¿pixelarlo? No tenía ni idea. En principio no había pensado en el ocultamiento del rostro. Por convertirse en un obstáculo, se transformó en una herramienta creativa y también en una parte muy importante del contenido de la película.

- En filosofía existe el concepto de "obstáculo epistemológico", que aparece al principio como un impedimento pero termina siendo de una gran productividad.

- Es siempre así. Pasa en todas mis películas, llego a un punto en que ya no puedo avanzar y me siento acorralado... y al final termino volando como Superman. No, no como Superman, voy cavando como Bugs Bunny.

- Así Z 32 se transforma de una película testimonial a una película de terror.

- Es interesante, porque una de las películas que vi como parte de mi investigación fue Le yeux sans visage (Ojos sin rostro) de Georges Franju, un film de horror acerca de una mujer que desfigura su cara en un accidente. Es hija de un cirujano plástico y él va matando a chicas jóvenes para sacarles la cara y ponérsela a su hija. Bueno, no son films similares, pero el efecto que produce el enmascaramiento es que cualquier persona puede estar detrás de la máscara. En una proyección en Tel Aviv, después de la película, un amigo se me acercó y me dijo que creía haber visto al protagonista entre el público. Pero él no estaba. Uno se pregunta: ¿será este o aquel? Y puede ser cualquiera.

* En La piel que habito, película posterior a la realización de esta entrevista, Almodóvar también cita Les yeux sans visage.

** Mañana sábado a las 19:30 se proyecta Z 32 en el ciclo Los cines posibles, Alvarez Thomas 1093.

No hay comentarios: